Soluciones para los recrecidos o velados en la pintura del vehículo

5b98444def8d8

Los recrecidos o también conocido como velados se producen porque los disolventes que contienen la pintura recién aplicada se evaporan lentamente, provocando así el recrecido generalizado de la superficie de la pintura.

De esta manera aparece una superficie barnizada que se contrae y lo que puede provocar es la perdida de brillo (velo), marcas o señalamientos en los bordes en determinadas zonas del vehículo pintado.

CAUSAS

Esto puede suceder por distintas causas, las más comunes suelen ser un corto periodo de tiempo para el secado o utilizar una cantidad incorrecta de endurecedor para la masilla, entre otros, que citamos a continuación.

PREVENCIÓN

Para prevenir que suceda estos velados, se puede realizar varias acciones en el taller de carrocería:

  • Cumplir las recomendaciones de espesor de película, tiempos de secado y evaporación del fabricante. Según la temperatura ambiente las aplicaciones se harán con distintos disolventes o catalizadores de evaporación rápida a lenta.
  • Realizar el secado con infrarrojos porque las capas más profundas se secan primero.
  • Aplicar una mano para sellar con el espesor de película adecuado (aprox. 50 µm).
  • Lijar cuidadosamente los bordes y las superficies irregulares (la masilla con lija P150 / P120 y las áreas con imprimación o imprimación aparejo, con P240 O P320 siguiendo las instrucciones de las hojas de datos técnicos).
  • Aplicar el aparejo en capas finas, para sellar, y dejar más tiempo de evaporación entre cada capa.
  • Respetar las relaciones de mezcla.

SOLUCIÓN

Si ya te ha pasado y necesitas una solución, puliéndolo podrías eliminar el defecto. Aunque en ocasiones esto no es suficiente se tendría que recurrir al lijado con el consiguiente repintado. Si después de todo el velado persiste verificar las condiciones técnico/aplicación (regulación de pistola, ventilación, temperatura, tiempos de evaporización entre capas y antes del secado, etc.).

Entradas relacionadas