¿Por qué es tan importante la presión de los neumáticos?

La presión de los neumáticos no es algo que suela preocupar mucho a los propietarios de los vehículos, pero es más importante de lo que todo el mundo piensa. Mantener la presión de los neumáticos adecuada puede prever futuras averías y garantiza el rendimiento correcto del coche.

¿Cuál es la presión correcta?

La presión correcta de un neumático es muy fácil de determinar ya que viene dada por el fabricante del vehículo que, según los parámetros de peso y velocidad, determina la presión que se les debe aplicar. Es usual indicar dos presiones, ya que una es para condiciones de conducción habitual y la otra para cuando el vehículo este cargado.

¿Cada cuánto tiempo hay que medir la presión?

Es muy recomendable revisar la presión una vez al mes, porque los neumáticos pierden presión. Esto adquiere más importancia en época estival, ya que con el aumento de las temperaturas la presión puede llegar a bajar en mayor cantidad.  Además, también lo debemos revisar cada vez que vayamos a realizar un viaje.

¿Cuándo puedo medir la presión?

Para poder medir la presión del neumático es muy importante que lo hagas cuando el neumático esté frío, sino no obtendrás las cifras reales de presión.

¿Qué pasa si llevo la presión más baja de lo recomendado?

Lo más usual es ir con la presión más baja de lo recomendado y es la principal causa de desgaste del neumático y aumenta la posibilidad de sufrir un reventón al producir deformaciones en la llanta. Además, aumenta la distancia de frenado, favorece el efecto aquaplaning y aumenta el consumo de combustible debido al efecto que tiene una baja presión sobre la resistencia a la rodadura.

¿Qué pasa si llevo la presión más alta de lo recomendado?

Hay usuarios que aprovechan cuando van a comprobar la presión y aumentan un poco el inflado por encima de lo recomendado, ya que como saben que poco a poco se pierde la presión, lo inflan más y así piensan que podrán alargar la revisión del neumático. Pero esto es un error que puede llevar a la reducción de la seguridad en la conducción, ya que el contacto con el asfalto resulta insuficiente.

Además, puede disminuir la superficie de goma lo que reducirá el agarre y la banda de rodamiento se desgastará más rápido en el centro.  Por no hablar, de que el desgaste generalizado del neumático se realizará de forma irregular.

Port Relacionados