¿Cómo lograr tener un taller de éxito?

Un taller mecánico y de chapa y pintura, es un negocio que requiere de atención y planificación como cualquier otro. Hablamos de una empresa y, como tal, exige de una buena gestión para que empleados, proveedores, horarios, servicio… estén alineados y sea factible a largo plazo.

Pero imposible que una sola persona pueda saber de todos los ámbitos de la gestión de un taller. Por ello, a continuación, podrás encontrar algunos consejos para comprender los conceptos básicos. Además de recomendaciones, en algunos caso, de delegar en empresas ajenas todas aquellas tareas que están fuera del alcance de tus conocimientos y no puedas dedicar el tiempo suficiente para realizar una buena gestión de las mismas.

  • Debe estar bajo la normativa vigente: es imprescindible cumplir con todas las normas de seguridad. Esto es muy importante para prestar el servicio. Como los reglamentos son complejos, una recomendación es formar parte de una cadena de talleres como SPG o Nexus; otra opción es contratar a un buen gestor que se encargue de verificar que tenemos todas las licencias. Piensa que no solo se trata de poner en marcha una nave, sino que hay cosas complejas como gestión de residuos, altas y bajas de contratos, impuestos, etcétera que deben estar llevados con pulcritud.
  • Equipo: un aspecto que contribuye a que un taller de coches se posicione por encima de la competencia es contar con los mejores profesionales. No es trivial, a la gente le gusta que su coche lo cuide el que más sabe del campo. Para ello, debes formar constantemente a tus trabajadores para que posean información actualizada. En Recambios Segorbe ofrecemos formación constante a los talleres.
  • Escuchar al cliente: tu deber es hacerle sentir que es tu prioridad. Es importante que no sienta que “juegan con su confianza”, así que trabaja siempre con presupuestos firmados y marca fechas de entrega que, por supuesto, has de cumplir si de verdad quieres ser excelente.
  • Contar con una buena imagen gráfica: la primera impresión es la que cuenta, y si el taller de coches tiene una fachada descuidada y sin rótulos atractivos difícilmente podrá atraer clientes. El cliente es exigente, transmite profesionalidad en todo lo que hagas.
  • Promocionar el taller de coches: invierte en publicidad, marketing y comunicación para darte a conocer, tanto a nivel local como por Internet y redes sociales.
  • Fidelización: no te acuerdes solo del cliente para vender tus productos. Premia a los más fieles con regalos directos y descuentos que de verdad sean solo exclusivos para ellos.
  • Limpieza: muchas personas tienen la idea de que un taller mecánico es un lugar sucio y con grasa. Por suerte, podemos demostrar lo contrario con un buen aseo en todas las áreas. Crea un área de atención al cliente, limpia y ordenada donde le pueda atender un recepcionista, en la medida de lo posible.

Fuente: Serca

Port Relacionados