Scroll Top

Lo imprescindible para la realización de una PRE-ITV correcta

ai-generated-8214510_1280

Antes de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), es fundamental que el taller mecánico realice una revisión del vehículo para asegurar que cumple con los requisitos de seguridad necesarios y evitar posibles fallos.

Por ello, es importante que el taller tenga conocimiento de cuáles son los principales elementos a revisar, ya sea porque son los revisados en la ITV como por la seguridad de los ocupantes del vehículo y su perfecto funcionamiento.

A continuación, citamos los principales elementos a revisar:

1. Luces y señalización

Faros delanteros y traseros: Comprobar que todas las luces funcionen correctamente, incluyendo las de cruce, carretera, posición y antiniebla.

Intermitentes: Asegurarse de que todos los intermitentes funcionen y sean visibles.

Luces de freno: Verificar que se enciendan cuando se pisa el pedal del freno.

Luces de matrícula: Deben estar en buen estado y funcionando.

Luces de emergencia: Comprobar que las luces de emergencia (cuatro intermitentes) funcionan correctamente.

2. Neumáticos

Profundidad del dibujo: La profundidad mínima legal del dibujo es de 1.6 mm, aunque es recomendable tener más para mayor seguridad.

Estado general: Revisa que no haya cortes, abultamientos o desgastes irregulares.

Presión: Asegúrate de que la presión de los neumáticos es la correcta según las especificaciones del fabricante.

3. Frenos

Eficacia del frenado: Comprobar estado de las pastillas y discos de freno, así como su correcto funcionamiento.

Líquido de frenos: Comprobar el nivel del líquido de frenos y asegurarse de que está dentro de los límites recomendados.

4. Suspensión y dirección

Amortiguadores: Verificar que no haya fugas y que el coche no rebote en exceso después de presionar hacia abajo en las esquinas.

Dirección: Asegurarse de que el volante no tiene demasiada holgura y que el coche mantiene la trayectoria sin desviarse.

5. Escapes y emisiones

Estado del tubo de escape: Observar que no haya fugas y que el escape no haga ruidos inusuales.

Emisiones: Medir las emisiones para asegurarse de que están dentro de los límites permitidos y sino emplear aditivos pre-itv diesel o gasolina como los de Auxol.

 

  • Garantiza superar el control de emisiones de la ITV siempre que no exista avería mecánica.
  • Reduce las emisiones de hidrocarburos no quemados (-50%) y de partículas (-30%).
  • Disminuye las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx).

6. Visibilidad

Parabrisas: Revisar que no haya grietas ni impactos grandes.

Limpiaparabrisas: Mirar que las escobillas del limpiaparabrisas están en buen estado y funcionan correctamente.

Líquido limpiaparabrisas: Comprueba que el depósito esté lleno.

7. Elementos de seguridad

Cinturones de seguridad: Verificar que todos los cinturones funcionan correctamente y no están dañados.

Airbags: Asegurarse que no hay luces de advertencia relacionadas con los airbags en el panel de instrumentos.

8. Otros elementos

Claxon: correcto funcionamiento del mismo.

Espejos retrovisores: que estén en buen estado y bien ajustados.

Matrículas: que estén legibles y bien sujetas.

Documentación: recordar al cliente que revise la documentación necesaria, como el seguro en vigor, permiso de circulación e ITV anterior.

Revisar estos elementos claves, ayuda al taller a realizar un correcto mantenimiento del vehículo y anticiparse a futuros fallos, ya que dispone de un mayor conocimiento del mismo. En consecuencia de todo ello, los clientes tiene una mayor conformidad con el taller que se traduce en mayor confianza y probabilidad de retorno. Además, que si el cliente deja en manos del taller el tramite de la ITV, al realizar una PRE-ITV te aseguras una ITV favorable

Entradas relacionadas