¿Problemas en el sistema de aire secundario? ¿Cómo solucionarlo?

sistema de aire secundario

En un motor la mayoría de las sustancias nocivas se producen durante el proceso de arranque en frío. La insuflación de aire secundario es un método acreditado para la reducción de estas emisiones de arranque en frío.

Technipedia propone cuatro consejos para identificar la avería en el sistema de aire secundario:

#1

Cerciorar el control eléctrico de la bomba de aire secundaria desde la unidad de control del motor y el relé de conmutación. Esta verificación puede realizarse con el motor frío, ya que la bomba puede escucharse hasta 90 segundos. También se puede comprobar con un verificador de diagnóstico, en esta prueba deberían descartarse las siguientes averías: huellas de fundición en la caja o los contactos enchufables de la bomba de aire secundario y/o un olor fuerte a quemado. En estos casos es imprescindible sustituir el relé de conmutación.

#2

El agua o el condesado de gases de escape en la bomba de aire secundario son causas comunes, pueden ser indicios de fugas entre el filtro de aire y la bomba de aire secundario. Esto ocasiona ruidos fuertes antes del fallo.

#3

Si tiene condensación de gases en el escape es motivo de una válvula de aire secundario adherida que ya no cierra por completo. Con una prueba dactilar puede comprobarse si hay sedimentos. Si hubiera sedimentos, la válvula de aire secundario está averiada y debe sustituirse.

Las válvulas de aire secundario están montadas entre la bomba de aire secundario y el colector de escape. Las hay en diferentes ejecuciones. La válvula de retención de aire secundario impide que los gases de escape, el condensado o los picos de presión en el ramal de gases de escape, ocasionen daño en la bomba de aire secundario.

#4

En las válvulas de aire secundario neumáticas, se deberían comprobar la válvula electromagnética accionada y el vacío. Si no se alcanza un vacío de 390 mbar como mínimo, es muy probable que haya fugas.

Entradas relacionadas