Antes de volver a circular revisa la presión de tus neumáticos

Cuando pase el estado de alerta y se pueda volver a circular recuerda revisar el estado de tus neumáticos. Después de varios días o semanas con el vehículo parado, la presión de las ruedas puede que haya variado. Cada coche tiene unos valores particulares en función del neumático que monta. Esta información la encontrarás generalmente en la puerta del conductor o en la tapa del deposito de combustible.

Falta de Presión: una presión de menos del 15% respecto del valor indicado provoca un mayor desgaste en los laterales de la banda de rodaje, la degradación de los materiales a causa de la excesiva generación de calor (hay más rozamiento), se acentúa la sensación de deriva especialmente en curvas, existe un mayor riesgo de «aquaplaning», aumenta el consumo de combustible, la dirección pesa más para las maniobras en parado…

Exceso de Presión: una presión de más del 15% respecto del valor indicado disminuye la huella de la pisada y acentúa el desgaste de la zona central, acentúa la abertura de los canales de la banda de rodadura, cambia, como consecuencia de todo ello, el comportamiento en curvas. Además se experimenta un endurecimiento de la suspensión con la correspondiente pérdida de confort.

Presión
 El aire es un componente esencial del neumático. Su aplicación correcta influye la seguridad, resistencia al rodamiento, el consumo de combustible, el confort y previene los desgastes y deterioros.

El rodaje con presión insuficiente puede provocar, entre otras cosas:

  • Flexiones exageradas de los neumáticos pudiendo provocar daños laterales;
  • Deformaciones y roturas en su interior 9calandrado);
  • Mayor consumo de combustible;
  • Calentamiento anormal, con desprendimiento de lonas;
  • Rotura de la carcasa.

No seguir las recomendaciones de presión también puede afectar el rendimiento kilométrico del neumático, ya que afecta el equilibrio entre la presion, la carga y la resistencia de la carcasa. Cuando la presión no es la adecuada para una determinada carga, el neumático se deforma, la banda de rodagem no se apoya correctamente en el suelo y en ella aparecen desgastes característicos, penalizando el coste quilométrico y la performance.

Siempre utilice la presión recomendada por el manual de su coche. Estos variaran en fucnion de la carga:

– Carga Normal: Estas presiones son aplicadas en la mayoría de los casos de utilización del vehículo.

– Carga Máxima o Carretera: Estas presiones son utilizadas en caso de vehículo muy cargado (carga normal o carga total) y para rodaje en carretera.