CONVENCIÓN PLATA. SEVILLA

CONVENCIÓN PLATA. SEVILLA

Sevilla, de verdad que tienes un color especial.

Sevilla es sol y volantes, albero y guitarra española, cervezas, azahar, folclore y duende y es algo que algunos de nuestros clientes han podido conocer de primera mano.

Tocamos brevemente tierras andaluzas para después encontrarnos «Casi en el cielo de Sevilla», he de decir que las vistas eran increíbles. Queríamos sentir esas vibraciones flamencas de las que tanto se hablaba y para ello hacían falta tablas, taconeo y percusión, algo que aprendimos en una masterclass en El Museo del Baile. Días más tarde durante la actuación en directo de Manuel de la Momi, descubriríamos que aún nos quedaba un largo trecho para ser unos profesionales, aunque las bases ahí quedan.

Sevilla posee uno de los cascos históricos más extensos de Europa, su riqueza se extiende más allá del Palacio de Dueñas y de su Real Alcazar, que no dejó a nadie indiferente.  Pudimos ver la variedad de ecosistemas que alberga el Parque Nacional de Doñana y pasear por la aldea del Rocío rodeados de la espiritualidad que la caracteriza.

Ya nos sentíamos enamorados de estos lares cuando llegamos a la Finca la Mirandilla, donde nos topamos con la bravura del toro de lidia en plena naturaleza, haciendo contraste con el remanso de paz que le rodeaba.

Ante todo esto solo podemos decir, que nuestros ojos disfrutaron al contemplar todo lo que Sevilla poseía, pero también nuestro paladar y es que cada día la gastronomía nos sorprendía. Tanto la calidad como el sabor de sus productos han sido uno de los elementos a destacar del viaje.

Podría enumerar cientos de elementos que hacen de Sevilla una ciudad que enamora porque en ella los clichés dejan de ser clichés y se transforman en el alma de una ciudad que, como su húmedo calor, se te pega a la piel para siempre.

Gracias a todos los que formasteis parte de esta gran experiencia !!

Deja un Comentario